Hoy entrevistamos a Antonio Ortíz, ingeniero de pista del equipo Micanek Motorsport y piloto e ingeniero en iRacing en el equipo Zennith Esports

 

P. ¿Quién es Antonio Ortiz?

Soy un chico de 25 años apasionado por el deporte del motor, que de niño quiso ser piloto, pero que cuando vio que por el enorme presupuesto que conllevaba no iba a ser posible, decidió dedicarse a lo más parecido posible, que era ser el ingeniero de otros pilotos. Tras muchos años de duro trabajo y estudio, a día de hoy soy ingeniero de pista de un Lamborghini SuperTrofeo para el equipo Micanek Motorsport.

P. Háblanos sobre tu trayectoria en el mundo del Simracing.

A finales de 2016, contactó conmigo Javier Vázquez Carbó a través de Twitter para que me uniese como ingeniero al equipo Fast Lap. Medio año después me gasté todos mis ahorros para comprarme lo mínimo para poder pilotar, pero solamente con la intención de hacer pruebas de ingeniería y poner en práctica toda esa teoría que estudiaba. Poco a poco me fui viendo más competitivo, debuté en la liga nacional de GT series con el radical SR8 en Monza donde, a pesar de abandonar por un toque con un piloto del por entonces Ibérica Racing Team, me di cuenta que quería dar el salto a pilotar seriamente.

Desde ese momento mi trayectoria como piloto se resume en varios podios en la Liga Nacional, un tercer puesto el campeonato Latis MX5 y un segundo en el campeonato Batteries Not Included (Williams F1) con Fast Lap Racing Team, un primer puesto en la Grand Prix Series con NorthWorldSim, y un primer puesto en la DPC Monoplazas 2º Div junto con algunos podios en campeonatos por equipos con Zennith eSports.

P. ¿Consideras que el mundo virtual te ha ayudado a prepararte de cara al real?, ¿Qué similitudes encuentras entre el simracing y el motorsport?

Muchísimas, y me gustaría extenderme en esta pregunta ya que la considero crucial. Es difícil expresar lo importante que ha sido, y sigue siendo el simracing para formarme como ingeniero. La mayoría de ingenieros del motorsport real rehúsan del simracing, basándose en que la correlación no es totalmente correcta, es decir, el set up que funcione con un coche en un circuito no funciona en la realidad. Y esto es totalmente cierto, iRacing te permite hacer ciertos cambios en la configuración que funcionan y no así en la realidad. Pero la dirección que se toma a la hora de desarrollar un set up no es diferente, es decir, el proceso de análisis de datos y vídeo es idéntico.

Acostumbrarse a analizar datos requiere tiempo y experiencia, y cuando empecé en mi primer trabajo como ingeniero de pista en Fórmula 4, el haber llevado ya cientos de horas de analizar datos en MoTec, hizo que ese periodo de adaptación fuese casi instantáneo.

Por otro lado, el desarrollo de set up es solo una de las facetas del ingeniero. Aprender a trabajar con pilotos es crucial, gestionando sus diferentes personalidades para saber cómo extraer el máximo de cada uno de ellos. Aprender a preparar una estrategia de carrera inicial e improvisar sobre la marcha para adaptarte a las circunstancias es otro aspecto para el que siento que he llegado preparado al mundo real, gracias a haberlo hecho 80, 90 o 100 veces en el mundo virtual.

Al final, el trabajo del ingeniero consiste en tomar decisiones y asumir la responsabilidad que esto conlleva y, a pesar de que es cierto que en el motorsport real el nivel de presión es muy superior, tomar una decisión que ya has tomado previamente muchas veces en el ambiente virtual te crea una confianza que marca la diferencia.

En último lugar, decir que ser piloto virtual es de gran ayuda a la hora de entender al piloto en el mundo real, aconsejándole en el análisis de sus trazadas, de sus decisiones en los paralelos o en las salidas. Haber pilotado tantas horas en un simulador crea un mayor vínculo con tu piloto basado en la empatía, además de disfrutar entrenando con él o ella las carreras reales en iRacing o Assetto Corsa, ya que no es lo mismo que se dedique a dar vueltas por su cuenta, a que le hagas empujar al límite para ganarte.

P. ¿Cuál es tu mejor recuerdo en simracing?

La verdad que escoger un solo momento de tantos buenos es complicado. Como ingeniero diría que le tengo un cariño especial al segundo puesto conseguido por Kevin Giménez con Fast Lap en la Liga Nacional gracias a una estrategia de ahorro que ejecutó a la perfección, aunque con la espinita de que por 5 segundos no salió una vuelta extra que nos habría dado la victoria.

También el alto rendimiento de Jorge García en la DPC Monoplazas, tras haber trabajado tanto durante el último año su confianza en el coche y en sí mismo. Ver a un piloto que no hace mucho estaba medio segundo por detrás, y ahora tener que sudar sangre para ganarle, te deja un sabor de boca genial como ingeniero.

Como piloto, entre tantos buenos recuerdos, escogería ganar la Grand Prix Series con el Williams FW31. El esfuerzo y la exigencia fueron enormes, entrenando alrededor de 400 vueltas por semana, y teniendo como principal rival a mi compañero de equipo en NWS Xavi Ros, que me hizo empujar al máximo cada carrera.

P. Háblanos de los equipos en los que has estado y lo que has aprendido de cada uno de ellos.

En Fast Lap me cuidaron y me enseñaron todo desde cero. Descubrí la amistad tan fuerte que se puede forjar sin ni siquiera conocer a esas personas. Tengo un gran recuerdo de todos y cada uno de ellos, sin excepción.

En NorthWorldSim aprendí lo que es un ambiente competitivo. Tuve como compañeros pilotos de muy alto nivel como Adrián Baeza, Gio Cortese, Xavi Ros, Sergio Fletcher, etc... que me hicieron ver lo mucho que me faltaba por aprender y mejorar como piloto.

En Zennith he encontrado la unión perfecta entre los dos anteriores, existiendo esa amistad y buen ambiente de una familia, con la que igual estás corriendo que viendo vídeos o películas juntos, con compañeros que son de los pilotos más competitivos de toda España. Está siendo sin duda mi época de mayor crecimiento, mejorando constantemente tanto a nivel de piloto como de ingeniero. Y jamás lo habría conseguido sin las maravillosas personas que me rodean.

Así que me gustaría dar las gracias a Juanito Martínez, Jon Elgezabal y Víctor Aliart, por haberme dado la oportunidad de formar parte de estos tres grandes equipos. Me siento muy afortunado.

P. ¿Qué consejos darías a aquellos que se inician en iRacing?

Entreno y paciencia. Ninguno de los que están arriba empezaron ahí, todos han pasado por todos los escalones. La clave para ser competitivo al final reside en aceptar que si te meten 2 segundos, no es por hardware, software, setup, trucos, etc... ni tampoco porque seas malo!

En lugar de acomodarte en excusas, ponte a ver la onboard del piloto rápido de tu sala. Mira dónde frena, cómo y cuánto gira el volante, a qué velocidad pasa la curva comparado contigo. Toda esta información es gratis y la tienes al alcance de tu mano, aprovéchala y mejorarás mucho más de lo que piensas.

Hacer algunas sesiones de coaching para entender las bases de cómo se pilota para ir rápido también puede ser de gran ayuda, así como para entender cuáles son tus puntos débiles que debes trabajar más.

P. Como ingeniero, ¿cuál es la parte de iRacing que más disfrutas? ¿Y como piloto?

Como ingeniero sin duda la estrategia. Es un aspecto del que se extrae mucho tiempo y que disfruto una barbaridad, optimizándolo todo. De hecho, comencé en Zennith solamente como estratega, en una época en la que me estaba tomando un descanso como piloto.

Como piloto entrenar alguna carrera de campeonato con un compañero con el que trabajas muy bien. Entrenar las últimas de la LVE con Yago Martínez y Dani Calvo fueron un placer (a pesar de que la combinación de Sebring-IR18 era horrible). Los considero de los mejores pilotos de España, y un lujo poder aprender de ellos. Por otro lado, entrenar la DPC monoplazas con mi amigo Jorge García también ha sido una gran experiencia.

P. ¿Cuál es tu coche favorito? ¿Por qué? ¿Y circuito?

El coche es el Williams FW31. Los niveles de agarre que tiene a alta velocidad son impresionantes, siendo un coche difícil a baja velocidad, pero sin llegar a ser desagradable. Tiene bastante desgaste de neumáticos, pero sientes que puedes seguir empujando al límite llevando más cuidado y pasando más lento por ciertas zonas. El impacto del peso es enorme, por lo que la estrategia de gasolina hace aún más interesantes las carreras. En resumen, el nivel de concentración que conlleva terminar una carrera con ese coche es bestial, lo que lo hace divertido para pilotos de todos los niveles.

El circuito que más disfruto diría que es Gilles Villeneuve, aunque en el que más competitivo soy sería Monza.

P. ¿Monoplazas o turismos? ¿Por qué?

Monoplazas sin duda. Me desespera la conducción de turismo... pasar tan lento las curvas. Soy un piloto al que le gusta tirar el coche con mucha velocidad a los vértices, por lo que con los turismos suelo sufrir mucho con el gas, ya que tiendo a irme muy largo por el propio peso del coche. No hay color entre hacer las eses de suzuka, silverstone o Cota con turismo o monoplaza. Ahora bien, cuando toca correr en circuitos con muchos pianos o baches como Sebring, se echa de menos la suspensión de un GT.

 

No te pierdas el artículo Antonio Ortiz y Javier Catalán sobre las ayudas a la conducción, clicka sobre la imagen

 


  • No se han encontrado comentarios

TS3 iRacing.es

Publicidad

En línea

Hay 73 invitados y ningún miembro en línea

¿Te gusta comunicar?

¿Te gustaría hablar de algún tema?
¿Quieres cubrir algún evento?
iRacing.es es una plataforma para la comunidad,
Contacta con nosotros!!

{loadmoduleid 157}