Kevin Giménez se lleva el triunfo en los metros finales

El piloto de BSR J. Blanco Team‏ espero hasta el final para hacer su maniobra de gloria. Paciencia y perseverancia fueron las claves para lograr el tan ansiado triunfo. El segundo (y muy peleado) puesto lo obtuvo Daniel Herrera (Dream Factory) seguido de Fernando Busquets (Cavalier SR)

Si hablamos de un auto como lo es el Radical y a eso le sumamos Monza, tenemos una combinación que implica tensión tanto en el público como en los pilotos. La quinta fecha se situó en suelo italiano y una vez más el espectáculo se hizo presente frente a todos. Durante la clasificación fue Adrià Pérez (Iberica Racing Team) quien logró la pole position con un tiempo final de 1:44.615, seguido por un Daniel Herrera el cual lograba colocarse a 0,043s. Un gran trabajo fue el que logró Kevin Giménez al colocarse tercero y asegurarse largar adelante. Esto, de alguna manera y siendo un circuito como lo es Monza, serviría de algo.

Eran treinta y cinco autos los que largaban y comenzaban a llegar a la Variante de Rettifilo. En el paso por curva fue Pedro García Robles (BTRS Racing Team) quien protagonizaba el primer accidente de los tantos que hubo en carrera. El piloto sufría un toque por atrás y termino yéndose hacia los reductores. El auto se despegó del suelo produciendo así el despiste y con ello, el toque de algunos corredores. Cuarenta y cinco minutos restaban para terminar la competencia, el drama recién comenzaba y había mucha historia para escribir. Los pilotos comenzaban a hacer lo suyo y fue Yonny Mestampo (Rookie Racing Team) el cual destacó en la primera vuelta adelantando a 6 autos. El piloto había largado en la posición veintitrés y cumplida la primera vuelta ya se encontraba decimo séptimo. Unos metros más tarde consiguió pasar por afuera a Samuel Canca (Pit Demons) en la chicana y termino ganando un puesto más.

Primeros metros de la carrera, con Adrià Pérez liderando.

La succión fue la clave, pero al mismo tiempo era el margen entre saber aprovecharla y perder tiempo. En la punta todo se mantuvo normal y tranquilo durante un buen tiempo. Se trataba de una pequeña fila india encerrada en pocas décimas. En la mitad de tabla y cerca del top ten, el intento por obtener una posición era constante. Luchas muy bonitas como la de Yonny Mestampo, David Riobó (SpeedUp), Iban Etxberria (Cheroki SimTeam) y Miguel García Sánchez (Delta iRacing Team) eran la que daban el color a este evento.

Minutos más tarde Antonio Amaro (XRS) cometía un exceso y se pasaba en Roggia. El piloto se perjudicó al entrar en contacto con los reductores, teniendo un regreso a pista complicado para los que venían atrás, produciendo así un accidente casi inevitable. Chris Santiso (Delta iRacing Team) alcanzó a tocarlo accidentalmente por la parte trasera. A esto se le sumo el toque de Javier Navarro (Fast Lap Racing Team) el que termino por dado el accidente. Amaro tras volcar termino en boxes y de esta manera también su participación.

Retomando en la punta, todo seguía igual. Adrià Pérez, Daniel Herrera, Fernando Busquets y a un segundo del primero pero guardando en todo sentido estaba Kevin Giménez. Este último mencionado no había atacado hasta el momento, su posición era ideal para ver como todo se daba por delante, la guerra se plasmaba y él tenía asientos en primera fila. Pero sin necesidad de guerra ni de conflictos, el que se metía en problemas era Adrià Pérez. Saliendo de Ascari perdió el control de su Radical y se fue directo con el paredón del lado izquierdo. El puntero venía haciendo un muy buen trabajo, manteniendo el liderazgo y no mostrándose nada nervioso durante la primera mitad de carrera. ‘’Es Ascari’’, comentaba Isaac Olive. De esta manera el piloto de IRT se quedaba sin chances de victoria entrando en boxes segundos más tarde obligándose a reparar los daños ocasionados en su Radical.

El fuego sagrado saliendo del Radical SR8 de Dani Herrera y Kevin Giménez en la última vuelta. Homenaje a Titi Camps.

A su vez y una vuelta más tarde Daniel Herrera hacia su parada y dejaba por un momento la punta para cargar combustible. Mitad de carrera ya cumplida y los boxes ya comenzaban a tener su tránsito. Los números comenzaban a fluir por los ingenieros, el consumo sí que era vital  y el rendimiento para el término de competencia también. Puntos que se tomaron muy en cuenta luego del repostaje para muchos, los cálculos no debían fallar por mínimo que fuera. Monza no perdona y la falta de combustible es incontrolable si no se sabe manejar. Y hablando de fallos y mínimos en este caso, fue Busquets el que se pasaba en su detenimiento por box. Segundos que podrían haberle costado muy caro, pero Kevin Giménez tardo unos cuantos más saliendo mucho más tarde del pitlane. Las posiciones volvían al orden en que estaban y la carrera giro en torno a la tranquilidad.

Por otro lado, el trabajo en equipo se notó por parte de los hombres de Delta. Ambos pilotos comenzaron a girar en conjunto luego de una lograda remontada por parte de Miguel García Sánchez. En el momento en el que se tuvieron cerca, fue cuestión de mantener las posiciones y asegurar los puntos para mantenerse arriba.Quedando tan solo diez minutos para el cierre de esta quinta entrega, Herrera y Busquets se empezaban a mostrar las armas de a poco. Pero sereno y tranquilo como laguna, Giménez observaba desde atrás como lo vino haciendo toda la carrera. Detrás del podio, Bruno Fernández Canosa (Pit Demons) lograba llegar a la cuarta colocación, superando a Juan Iglesias quien venía en un ritmo decadente con el pasar de las vueltas

Momento del error de Adrià Pérez, de Iberica Racing Team. Daniel Herrera cogía la cabeza.

En lo que parecía ser la última vuelta, Giménez empezó a mostrarse y adelantó a Busquets para llegar lo más pegado posible de Herrera. Pasando por Ascari, Giménez lo empezó a medir de a poco para encarar los últimos cinco mil setecientos noventa y tres metros finales. Una vuelta más cedió el reloj y el integrante de BSR J. Blanco Team‏ no iba a perder su oportunidad, era a todo o nada. Trazando la parabólica, aprovechó cada metro de la cinta asfáltica para obtener mayor velocidad y tomar la succión de Herrera hacia el final de la recta para así lograr la superación.  Ahora era tiempo de defender, pero al mismo tiempo el segundo y el tercero dejar todo para buscar esa victoria. 

Ahorré demasiado combustible. Además estaba a la expectativa en toda la carrera, mantuve mucho la distancia y esperé hasta último momento para adelantar. Kevin Giménez.

Estoy contento, ha sido una increíble la carrera. Tenía muy calculada la parada, pero el error fue no cambiar los neumáticos. Fernando Antolí Busquets.

Hubiera merecido la pena cambiar ruedas, porque perdi unos segundos con Bruno. Hemos puntuado bien, era el objetivo. Yonny Mestampo.

Gracias a esas maniobras, estudiando y logrando mantener la compostura durante todo momento, Kevin Giménez lograba llevarse el triunfo en Monza. El podio fue completado por Daniel Herrera y Fernando Busquets. Cerrando el top ten lo hacían Juan Iglesias (Dream Factory), Bruno Fernández Canosa, Yonny Mestampo (17 posiciones ganadas), Sergio Hernando, Miguel García Sánchez, Chris F. Santiso y David Riobió.

Clasificación:

 

 

Retransmisión:

Galería Fotográfica:

 

 

 


Redacción: Facundo Britos "Bremarz"

Fotografía: Pepe Herrero

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0 / 600 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 600 caracteres