Segunda entrega de las crónicas de Spa, en esta ocasión nos metemos en la piel del equipo DKM que nos cuentan como tuvieron que luchar contra viento y marea en un split cargado de equipos españoles.

Dark Knights Motorsports

24h en Spa-Francorchamps, ¡Así lo vivimos en DKM!

Tras muchas horas de preparación, organización y entrenamiento estábamos a 6 de Agosto casi sin darnos cuenta: 7 pilotos y muchos litros de cafe y rebull estábamos listos para la salida.

Estábamos en el tercer split y salíamos en 15ª posición con un tiempo de 2.17:618 con Carles Gordi a los mandos. La salida fue muy limpia y con una parrilla de pilotos muy concienciada de que esto no se ganaba en las primeras vueltas.

Desde el inicio y en los siguientes stints a mano de Miguel Almenara y Alex Martin el grupo seguía muy compacto y con mucho tráfico y baile de posiciones. Rozábamos el top10 yendo 12º y vislumbrábamos una carrera muy divertida.

"...cabe destacar la intensa persecución que mantuvimos con SODE"

Con varios equipos españoles en parrilla cabe destacar la intensa persecución que mantuvimos con SODE durante los primeros stints hasta que una salida de pista algo desafortunada nos hizo adelantar la parada y pasar algunos minutos reparando lo que nos descolgó de ellos haciéndonos perder varias posiciones.

Terminaba la tarde y Josep Prat, Jordi Rosell, Vicent Chesa y Gabri Gonçalves se incorporaban al evento. Recuperábamos posiciones hasta que un stint especialmente accidentado nos volvió a mandar a reparar unos minutos.

Un poco descolgados y por encima de la posición 20ª era de nuevo el turno del "Big Boss" Carles y el "Lidl" Jordi de devolvernos a donde tocaba, sacaron unos martillos que ni el de Thor y al terminar ellos sus stints, volvíamos a pelear por la posición 15ª.

 Ya estábamos metidos en la madrugada y todos los pilotos habíamos salido a pista al menos una vez, los nervios iniciales menguaban y pasado el ecuador de la carrera y en un momento en el que los neumáticos no paraban de pedir el cambio vimos demasiado de cerca el muro justo antes de la mítica parada del autobús.

A algo menos de 10 horas del final y tras 20 minutos de reparación; descolgados de la cabeza y con un coche notablemente mas lento que nuestros competidores era el momento de tomar una decisión, pero, ¿¡que leches!?, ¡habíamos venido a correr! y teníamos especial ilusión en completar las 24 horas.

Con un coche mas lento, en posición 29, sin peleas directas y con un ritmo mas cómodo vimos el amanecer sin ningún accidente.

Durante toda la mañana el trafico fue muy intenso, con el relative coloreado entre azul y rojo y esas eternas paradas en boxes que nos regala Spa era difícil adivinar donde estábamos exactamente aunque habíamos escalado alguna posición. Gabri cruzaba la meta en la icónica vuelta 500 y seguían pasando las horas...

Llegaba el medio dia y con el pobre Audi Roca Edition como un acordeón empezábamos a ver la luz al final del túnel. Situados mas cerca de lo que pensamos de nuestros competidores y llegando a ganar una posición hasta en la última vuelta. Alex Marin tuvo el honor de pasar por meta en 22ª posición.

 Y que si, que con mas accidentes de lo que nos hubiera gustado y alguna posición por debajo de la que buscábamos: tras casi 600 vueltas y 24 horazas en pista podemos gritar bien fuerte:

 ¡HEMOS TERMINADO LAS 24H DE SPA!

Mención especial a la comunidad española y es que es para quitarse el sombrero, se respiró un ambiente festivo toda la noche con el twitter y los foros "on fire", el ambiente era de unidad y de apoyo con muchos equipos colaborando entre ellos.

 Y después de vivir esta increíble experiencia, desde DKM no dejamos de pensar una cosa. ¿Cuándo es la siguiente?


--

- Dark Knights Motorsports -  


  • No se han encontrado comentarios
{loadmoduleid 157}